segunda-feira, 25 de abril de 2011

El fin del mundo

Me puse a caminar
y encontré el fin del mundo.
Es tan lejos el fin del mundo
y tan solitario.
Pero hay su poesia de mar.
En el fin del mundo hay un perro que llama Antares
y también hay un faro,
un viento que grita,
algunos albatros
y un canto de sirenitas,
donde se escucha el beso del Atlántico con el Pacífico.
En el fin del mundo encontré conmigo misma
y hasta encontré la poesía desde el fin del mundo.
Me puse a llorar.
Yo, la poesía y el fin del mundo,
los confines de la tierra y el comienzo del mar.
En el fin del mundo me puse a caminar.
Soy solo caminante
y camino ahora hasta al cielo que se cae azul ante mis ojos.
El final es siempre el mismo principio.
Ahora dejo el mar,
me voy
adelante,
adelante,
adelante
a mi me gusta caminar..



















escrito em 17/04/2011, conforme a profusão das minhas lembranças, entre El Calafate e BUE. O fim do mundo está mesmo em nós..

fotos: Daniela Possamai

Nenhum comentário: